Cosas que debes saber para dejar de fumar

En este artículo te hablamos sobre las  datos para dejar de fumar que necesitas conocer, te mostramos cómo la nicotina y derivados del cigarro funcionan en tu cuerpo causando daños y molestias tanto físicas como emocionales y mentales, motivándote así, para que renuncies al cigarro.

dejar de fumar

¿Qué es lo que debo saber para dejar de fumar?

El dejar de fumar representa el paso más importante que los fumadores toman para tener mejor calidad de vida y mayor tiempo de vida.
Es difícil dejar de fumar, pero si se puede. Para tener la mejor oportunidad de dejarlo y mantenerte en un no fumador, necesitas saber que es lo que te lo impide, cuales son las opciones y donde puedes acudir para pedir ayuda.

¿Por qué es tan difícil dejar de fumar?

El dejar de fumar es fácil, lo puedes dejar miles de veces, sin embargo lo difícil es mantenerse. Pero la razón por la cual es difícil dejarlo para mucha gente es la nicotina. Puedes consultar nuestro artículo: 25 formas para dejar el cigarro, te será de gran ayuda si estás buscando dejar el cigarro de manera fácil.

Nicotina

La nicotina es una droga encontrada de manera natural en el tabaco. Es tan adictiva como lo puede legar a ser la heroína o la cocaína. Con el paso del tiempo, las personas se hacen físicamente dependientes y emocionalmente adictos a la nicotina. La dependencia física causa síntomas desagradables cuando estás tratando de dejarlo.La dependencia emocional y mental hace que mantenerse alejado de la nicotina sea difícil después de que dejes de fumar. Los problemas de salud por tabaquismo pueden variar.

¿Como la nicotina entra a tu organismo y cuanto tiempo se mantiene?

Cuando tu inhalas el humo, la nicotina va hacia los pulmones a resguardarse. Es rápidamente absorbida por los torrentes sanguíneos y se aloja a través de todo tu cuerpo. De hecho, la nicotina inhalada de un cigarrillo se va al cerebro más rápido que las drogas que se aplican de manera intravenosa.

La nicotina afecta afecta muchas partes del cuerpo, incluyendo el corazón y los vasos sanguíneos, las hormonas, la forma en que su cuerpo utiliza los alimentos (el metabolismo), y su cerebro. La nicotina se puede encontrar en la leche materna e incluso en el moco cervical de una mujer fumadora. Durante el embarazo, la nicotina atraviesa la placenta y se ha encontrado en el líquido amniótico y en la sangre del cordón umbilical de los recién nacidos.

Existen diversos factores que afectan el tiempo que tarda el cuerpo para eliminar la nicotina y sus derivados. En la mayoría de los casos, los fumadores habituales seguirán teniendo nicotina o sus derivados, tales como cotinina, en sus cuerpos por cerca de 3 a 4 días después de suspenderlo.

¿Cómo la nicotina engancha a los fumadores?

La nicotina causa sensaciones agradables y distrae al fumador de los sentimientos desagradables. Esto hace que el fumador quiera fumar otra vez. La nicotina también actúa como una especie de tranquilizante al interferir con el flujo de información entre las células nerviosas. Los fumadores tienden a fumar más cigarrillos conforme el sistema nervioso se adapte a la nicotina. Esto, a su vez, aumenta la cantidad de nicotina en la sangre del fumador.

Con el tiempo, el fumador desarrolla una tolerancia a la nicotina. La tolerancia significa que se necesita más nicotina para obtener el mismo efecto que el fumador obtenía con cantidades más pequeñas. Esto conduce a un aumento del consumo de tabaco. En algún momento, el fumador alcanza un cierto nivel de nicotina y luego se mantiene fumando para mantener el nivel de nicotina dentro de un rango confortable.

Cuando una persona termina un cigarrillo, el nivel de nicotina en el cuerpo comienza a bajar más y más. Las sensaciones agradables desaparecen, y el fumador se da cuenta que quiere fumar más. Si se aplaza el fumar, el fumador puede comenzar a sentirse irritado y nervioso. Por lo general, no se alcanza el punto de síntomas de abstinencia reales, pero se hace más incómodo con el tiempo. Cuando la persona fuma, las sensaciones desagradables se desvanecen, y el ciclo continúa.

Los síntomas de abstinencia de nicotina pueden provocar que el fumador recaiga

Cuando los fumadores tratan de reducir o dejar de fumar, la falta de nicotina produce síntomas de abstinencia. La retirada es tanto física como mental. Físicamente, el cuerpo reacciona a la ausencia de la nicotina. Mentalmente, el fumador se enfrenta a renunciar a un hábito, que aboga por un cambio importante en el comportamiento. Tanto los factores físicos y mentales deben ser abordados en el proceso de dejar de fumar.

Los que han fumado regularmente durante algunas semanas o más tendrán síntomas de abstinencia si de repente dejan de fumar o reducir en gran medida la cantidad que fuman. Los síntomas suelen comenzar a las pocas horas del último cigarrillo y como máximo cerca de 2 a 3 días más tarde, cuando la mayor parte de la nicotina y sus derivados están fuera del cuerpo. Los síntomas de abstinencia pueden durar unos pocos días o hasta varias semanas. Ellos van a mejorar todos los días cuando la persona permanezca libre de humo.

Los síntomas de abstinencia pueden incluir cualquiera de los siguientes:

  • Mareos (que sólo puede durar de 1 a 2 días después de dejar de fumar)
  • Depresión
  • Sentimientos de frustración, impaciencia e ira
  • Ansiedad
  • Irritabilidad
  • Trastornos del sueño, como tener problemas para conciliar el sueño y permanecer dormido, y tener malos sueños o incluso pesadillas
  • Dificultad para concentrarse
  • Inquietud o aburrimiento
  • Dolores de cabeza
  • Cansancio
  • Aumento del apetito
  • El aumento de peso
  • Estreñimiento y gases
  • Tos, sequedad de boca, dolor de garganta y goteo nasal
  • Opresión en el pecho
  • Ritmo cardíaco lento

Estos síntomas pueden hacer que los fumadores fumen de nuevo para aumentar los niveles sanguíneos de nicotina hasta que los síntomas desaparezcan.

Otras sustancias en el humo del cigarrillo

Existe cierta evidencia de que otros productos químicos en el humo del cigarrillo pueden actuar con la nicotina para que sea más difícil dejar de fumar. Todavía se están estudiando los efectos del tabaco y del tabaquismo sobre la monoamina oxidasa (una sustancia química del cerebro) y las sustancias llamadas harman y norharman. Para algunas personas, dejar de fumar provoca problemas más graves en el estado de ánimo, lo que puede dar lugar a peores antojos y más problemas para mantenerse sin fumar.

Fumar afecta a otros medicamentos

Fumar también hace que tu cuerpo se deshaga de algunos medicamentos más rápido de lo normal. Al dejar de fumar, puede cambiar los niveles de estos medicamentos. Es necesario preguntar al doctor si algunas de las medicinas que toman necesitan ser checadas o cambiadas después de dejar de fumar.

Si estas interesado en dejar de fumar puedes buscar más opciones que no dañen tu salud, por ejemplo, el uso de cigarros electrónicos, para más información y para adquirir uno da click en: Cigarro electrónico

2 thoughts on “Cosas que debes saber para dejar de fumar

  1. ESTOY DEJANDO DE FUMAR, PERO SIENTO UNA SENSACION DE AHOGO, NO PUEDO RESPIRAR, QUE HAGO?

    • Hola Adriana, muchas felicidades por empezar a dejar de fumar, te recomendamos que en estos casos, practiques ejercicios de respiración, practicar yoga o meditación puede ayudarte, si aún así es constante la sensación de ahogo; se debe a la abstinencia de nicotina que está padeciendo tu cuerpo, puedes checar en nuestra página información sobre el cigarro electrónico, que es uno de los métodos más efectivos para dejar de fumar. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *