Fumadores pasivos

Sabemos que el problema del tabaco es muy grande, por eso te presentamos en este artículo lo que involucra ser un fumador pasivo.

¿Qué es un fumador pasivo?

Un fumador pasivo es aquel que sin tener el hábito de fumar, ve afectada su salud por consecuencias provocadas por el cigarro al inhalar el humo de segunda mano, que es una mezcla que viene de dos formas de humo provenientes de la quema del tabaco en un cigarro:

  • Corriente principal, el humo exhalado por el fumador
  • Corriente secundaria, el humo que proviene de la quema del tabaco

fumadores-pasivos

Podemos pensar que estos dos contaminantes son lo mismo, pero no lo son, la corriente secundaria tiene mayores concentraciones de agentes causantes de cáncer y es aún más tóxico que la corriente principal de humo. Además tiene partículas aún más pequeñas que facilitan la llegada de estas partículas a los pulmones y las células del cuerpo.

Mientras mayor tiempo pasen los fumadores pasivos expuestos al humo del tabaco, mayores serán las consecuencias en su salud.

Ser fumador pasivo es un problema grave

El humo de segunda mano es conocido como el agente más dañino causante de cáncer. Por eso te recomendamos que si eres fumador elimines la costumbre de fumar para no perjudicar a tus seres queridos y las personas que usualmente te rodean.

El humo del cigarro es una mezcla de gases y partículas; contiene más de 7 000 componentes químicos, de los cuáles más de 250 son conocidos como componentes dañinos y al menos 69 están asociados con las causas del cáncer. Es por eso que el tabaquismo es considerado un problema grave de salud mundial.

El humo de segunda mano está estrechamente relacionado con el cáncer de pulmón, aunque también hay evidencia de su relación con los linfomas, la leucemia, tumores cerebrales en niños y cáncer de laringe, faringe, fosas nasales, cerebro, vejiga, recto, estómago y pecho.

En 2009 se reportó que los padres que fumaban antes y durante el embarazo, tenían mayores posibilidades de tener un hijo con hepatoblastoma que es una especie de cáncer que afecta generalmente a los niños y empieza a desarrollarse en el útero. Comparado con el riesgo que tienen los niños de padres no fumadores, la posibilidad de contraerlo es incluso del doble, incluso si sólo uno de los padres fumara;  pero 5 veces mayor si ambos padres consumen tabaco.

Es por eso que te recomendamos dejar de fumar ya, sobre todo si tienes familia e hijos, pues ellos son los que sufren las mayores consecuencias. Sabemos que dejar de fumar no es sencillo, por eso te recomendamos probar el cigarro electrónico cuyos beneficios son enormes para aquellos que desean dejar de fumar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *