Inhalador de nicotina

En esta ocasión te hablaremos sobre una alternativa para dejar de fumar: el inhalador de nicotina.

inhalador-de-nicotina

¿Qué es el inhalador de nicotina?

El inhalador de nicotina es un tratamiento para dejar de fumar, es de plástico y algunos tienen la forma de un cigarro, consiste en una boquilla y un cartucho, el cual libera nicotina cada vez que das una bocanada.

La nicotina se libera en forma de vapor, entra en la boca y en la zona de la garganta y se absorbe a través de la pared interna de las mejillas y los labios, desde donde entra en el torrente sanguíneo y viaja hasta el cerebro.

Nada de nicotina entra en los pulmones, por lo que es mucho más seguro que fumar un cigarro.

Cada cartucho contiene nicotina suficiente para tener alrededor de 400 inhalaciones. Para liberar la cantidad equivalente de la nicotina contenida en un cigarro, tendrías que dar bocanadas en el inhalador cerca de 80 veces. Si el fumador aspira continuamente el inhalador, cada cartucho tendría una duración de unos 20 minutos. El número recomendado de cartuchos que se debe utilizar en un día es de entre 6 y 12 dependiendo del número de cigarros que se esta acostumbrado a fumar. Por lo general, un cartucho se utiliza en tres sesiones separadas de 20 minutos.

Aunque tu cuerpo va a adquirir sólo la cantidad de nicotina que necesitas para controlar los síntomas de abstinencia de no fumar, no recibirás ninguna de las sustancias nocivas como el alquitrán, monóxido de carbono y todos los otros numerosos carcinógenos y toxinas venenosas que el cuerpo ingiere al fumar un cigarro.

El inhalador de nicotina es particularmente útil y valioso para aquellos fumadores que no pueden contra la acción física de fumar un cigarrillo, ya que mantiene las manos ocupadas, como si estuviera sosteniendo y fumando un cigarro. Su funcionamiento es similar al de un cigarro electrónico, sin embargo tiene menos ventajas.

¿Cómo funciona el inhalador de nicotina?

Cada vez que el fumador siente la necesidad de fumar, toma el inhalador en su mano, sosteniéndolo como lo haría con un cigarro e inhala con fuerza en la boquilla hasta que la nicotina se pueda degustar en la boca.

A medida que la nicotina se evapora, se absorbe a través de la mucosa de la boca y se sentirá una sensación de hormigueo en la boca y la garganta en este punto. El fumador puede poner el inhalador a un lado hasta que tenga otra necesidad de fumar.

El inhalador se debe almacenar a temperatura ambiente y es más eficaz cuando se utiliza a temperatura ambiente también. Si es demasiado frío, la nicotina se evapora más lentamente y tendrá que ser tomado con el fin de liberar la nicotina con inhalaciones más frecuentes. Por otro lado, si la temperatura es demasiado alta (por encima de 30 ° C ), más nicotina se libera y tendrás que tomar menos bocanadas.

Los médicos recomiendan que el fumador se inicie con 6 a 12 cartuchos por día durante las primeras 8 semanas. Para las próximas dos semanas, la dosis se reduce a la mitad de esa cantidad, por lo que queda entre 3-6 cartuchos. En las dos últimas semanas, esta segunda cantidad se reduce gradualmente hasta llegar a utilizar ningún cartucho y así termina.

Si bien el inhalador ayuda al fumador a tratar y hacer frente a los síntomas de abstinencia física de no fumar durante el período de 12 semanas y también mantiene las manos del fumador ocupadas durante este tiempo, el fumador debe trabajar en su dependencia psicológica y encontrar otras actividades para hacer en momentos de estrés o ansiedad, después de la comida o mientras se toma un café o socializa.

¿Cuál es el porcentaje de éxito del inhalador de nicotina?

Muchas investigaciones dicen que los fumadores que desean dejar de fumar y usar el inhalador con el fin de hacerlo, se duplican sus posibilidades de éxito.

Durante los estudios de investigación para poner a prueba la eficacia del inhalador en comparación con un parche, muchos más de los usuarios del inhalador no estaban todavía fumando después de 6 semanas, 3 meses , 6 meses y un año.

¿Es seguro el inhalador de nicotina?

Este método es completamente seguro para la mayoría de la gente, aunque se debe tener cuidado en los siguientes casos:

  • Si estás embarazada o en periodo de lactancia. Lo mejor es consultar a tu médico antes de comenzar cualquier tratamiento con una herramienta de terapia de reemplazo de nicotina.
  • Si eres menor de 18 años. Si una persona menor de 18 años no puede dejar de fumar por cualquier otro medio , también debe consultar a un médico. Puede ser seguro en los adolescentes, pero las pruebas necesarias para demostrar esto, no se han llevado a cabo hasta ahora en ninguna persona menor de 18 años.
  • Si tienes o has tenido algún tipo de problema del corazón o enfermedad cardiovascular.
  • Si eres diabético.
  • Si tienes asma o cualquier otro problema de respiración o enfermedad pulmonar, por ejemplo, enfisema o bronquitis.
  • Si sufres de ciertos trastornos estomacales, como una úlcera péptica o gastritis.
  • Si tienes un hipertiroidismo.
  • Si los riñones o el hígado no funcionan adecuadamente.

También se debe tener cuidado al deshacerse de los inhaladores, especialmente si tienes niños pequeños o mascotas en el hogar. Si una mascota o un niño pequeño logran ingerir algo de la nicotina de un inhalador vacío (o completo), podría dar lugar a una intoxicación severa y enfermedades.

¿Hay efectos secundarios?

Los principales efectos secundarios posibles que podrían ocurrir con el uso del inhalador de nicotina son el dolor en la boca y las encías.

Otros efectos secundarios también pueden ser experimentados, aunque tienden a ser muy leves y probablemente desaparecerán después de unas semanas de uso continuo.

Estos incluyen:

  • Náuseas
  • Sueños vívidos o lúcidos
  • Articulaciones o músculos adoloridos
  • Dolores de cabeza
  • Tos
  • Úlceras en la boca
  • Dolor de estómago
  • Palpitaciones

Si los efectos secundarios son muy severos y no desaparecen, se debe dejar de usar el inhalador y consultar al médico inmediatamente.

¿Cuáles son las ventajas de utilizar el inhalador de nicotina?

  • El inhalador se ocupa de la mano y la boca, es decir de la acción física de fumar.
  • Puede regular la cantidad de nicotina que entra al cuerpo.
  • Los síntomas de abstinencia se minimizan.
  • Es fácil de usar .
  • La nicotina llega al cerebro con bastante rapidez.

¿Hay alguna desventaja?

  • El inhalador no es muy discreto.
  • Tiene que deshacerse cuidadosamente de los cartuchos de nicotina.
  • Puede ser costoso.
  • Puede haber efectos secundarios.

También te recomendamos leer sobre el aerosol nasal de nicotina, otro método para dejar de fumar o sobre las pastillas de nicotina.
Actualmente existen muchas formas y tratamientos para dejar el cigarro, sin embargo, te recomendamos usar el cigarro electrónico, un método muy efectivo que ayuda a combatir el problema de adicción. Si deseas saber más información sobre este artefacto da clic en: Deja el cigarro hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *