Razones por las que se empieza a fumar

Han sido muchos los esfuerzos por bajar el consumo de cigarro. Las leyes han incrementado la restricción de los lugares donde las personas pueden fumar e incrementado los impuestos del cigarro. Estudio tras estudio muestran los daños que causa fumar. Sin embargo, aún así las personas no están dispuestas a dejar de fumar.

Pero entonces, ¿porqué las personas empiezan a fumar? A continuación te presentamos algunas razones más populares del por qué se empieza a fumar.

razones-por-las-que-se-empieza-a-fumar

¿Porqué comenzamos a fumar?

Presión social

Aunque sin duda hay otros factores que pueden conducir a un fumador en el hábito, la presión social es uno de los más grandes. El tabaquismo en México se debe en gran parte a la presión de los compañeros o amigos que son fumadores, usualmente los jóvenes adolescentes son más susceptibles a la presión.

Muy a menudo, esta es la etapa en la que los jóvenes se basan en gran medida en la mayoría de los amigos de la misma edad para el apoyo social y la afirmación.

Si un niño en un circulo social comienza a experimentar con el tabaco, es muy fácil que lidere a los demás compañeros para que fumen, el fumador no quiere estar solo y los que no son fumadores no quieren ser vistos como los miedosos que no quieren intentar algo arriesgado.

Aceptación social

Esta razón está ligada a la presión social, aunque es un poco más compleja y tiene el potencial de afectar algo más que a los preadolescentes y adolescentes sensibles a la presión. En resumen, los beneficios sociales son los “regalos” que las personas sienten que reciben al participar en una actividad de grupo. Más a menudo, esto significa alguna forma de aceptación.

Aunque muchos adultos maduran más allá de la necesidad de satisfacer constantemente a sus compañeros, llevamos en la edad adulta el deseo del adolescente de ser parte de un grupo.
Y como el tabaquismo es cada vez más restringido, los fumadores buscan encontrar un lugar donde fumar, lo que sólo hace que el sentido de pertenecer un grupo sea más fuerte para los fumadores. Te recomendamos leer: Consumo en adolescentes de México.

Conductas

Los adultos están familiarizados con las restricciones de fumar, como son las áreas de no fumar, entre otras reglas. Pero estas reglas tanto legales, físicas y sociales, pueden parecer una tentación para los jóvenes de violar.

Hay una emoción que viene con romper las reglas, combinado con la tendencia natural de los jóvenes por romper las impuestas por los padres, la escuela y la sociedad, no es de extrañar que instintivamente comiencen a fumar.

Para algunos jóvenes, el tabaquismo constituye un terreno para violar reglas, esto se debe a que en muchos países es ilegal vender cigarros a menores de edad. Desde la compra, el proceso de obtención, aprender a fumar y finalmente el consumo, está lleno de reglas que se pueden romper desde el principio.

Influencia familiar

La relación entre el tabaquismo de los padres y sus hijos es contundente: los hijos de fumadores activos son más propensos a comenzar a fumar que los hijos de los no fumadores, o hijos de padres que dejaron de fumar. Según algunos estudios, la elección de los padres a fumar puede más que duplicar las probabilidades de que el niño fume.

Los padres que están comprometidos con la crianza de sus hijos deben de comunicarles que fumar es peligroso, insalubre e inaceptable. A pesar de que los niños se convierten en adolescentes, estos mensajes que les dan los padres resonarán, lo que podría protegerlos de caer en el hábito de fumar.

Si estas interesado en dejar de fumar puedes buscar opciones que no dañen tu salud como es el uso de cigarros electrónicos, para más información y para adquirir uno da clic en: Deja el cigarro hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *