Tratamientos para Dejar de Fumar

En este artículo le queremos hablar de los tratamientos para dejar de fumar, estos son algunos de las múltiples opciones que tiene para dejar de fumar y mejorar su calidad de vida; vea cuales son las ventajas que le ofrecen los tratamientos y los efectos secundarios que pueden tener algunos de ellos.

tratamientos-dejar-de-fumar-medicina

Dejar de Fumar y Tratamientos

Si usted es fumador, el dejar de hacerlo es probablemente el mayor paso que puede tomar para mejorar su salud y calidad de vida, ya que el tabaquismo es el responsable de una de cada cinco muertes en los adultos mayores de 35 años y la mitad de todos los fumadores a largo plazo morirán prematuramente por una enfermedad o problemas de salud relacionados con el tabaquismo.

Beneficios de Dejar de Fumar

Dejar de fumar aumenta sus posibilidades de tener una vida larga y saludable. Usted comenzará a notar los beneficios poco después de dejar de fumar. Por ejemplo:

  • Después de un mes su piel será más clara, más brillante y estará más hidratada.
  • En un lapso posterior de tres a nueve meses, su respiración mejorará, ya no toserá no jadeará.
  • Finalmente después de un año el riesgo de padecer algún ataque al corazón u otro tipo de enfermedades se habrá reducido a la mitad.

Como primer paso para dejar de fumar es ver a su médico de cabecera que le puede ofrecer ayuda y consejos sobre cómo dejar de fumar y lo guiará a servicios de apoyo para dejar de fumar. Estos servicios ofrecen el mejor apoyo para las personas que quieren dejar de fumar.

Los estudios demuestran que son cuatro veces más propensos a dejar de fumar si lo hace a través de un servicio de apoyo.

Alternativas y Tratamientos Para Dejar de Fumar

Apoyo Médico

Si no desea acudir a un centro de apoyo para dejar de fumar entonces consulte a su médico para que le ofrezca algún tratamiento alternativo para dejar el cigarro. Su médico le deberá hacer una evaluación para saber sus niveles de adicción y así poder hacer un esbozo de los beneficios que obtendrá al dejar de fumar; que pueden ser diferentes a los que le he planteado anteriormente.

También esta es una oportunidad para identificar posibles factores detonantes, como si usted vive con otras personas que fuman o que está bajo estrés. Su médico es la persona más apropiada para recetar le varios tratamientos para dejar de fumar.
Terapia de Reemplazo de Nicotina (TRN)

La nicotina es altamente adictiva y es el factor principal para el tabaquismo. La terapia de reemplazo de nicotina (TRN) trabaja por la liberación de nicotina de manera constante en el torrente sanguíneo en niveles mucho más bajos que en los de un cigarrillo, sin el alquitrán, monóxido de carbono y otras sustancias químicas tóxicas que están presentes en el humo del tabaco.

Esto ayuda a controlar sus antojos y deseos por un cigarrillo que es un factor que se presenta cuando el cuerpo comienza a perder nicotina. Este tratamiento lo encuentra en distintas formas:

  • Parches cutáneos
  • Goma de mascar
  • Inhaladores, que se parecen a los cigarrillos de plástico a través del cual se inhala la nicotina
  • Pastillas, que usted pone debajo de la lengua
  • Aerosol nasal
  • Spray bucal

El médico es quien le hace una receta para poder comprar alguno de estos productos en una farmacia y le dirá cuál es la mejor opción para usted. Sin embargo, aún no hay estudios que reflejen claramente cual de todos son los más efectivos, así que también la elección será basándose en sus preferencias personales, por ejemplo: Algunas personas prefieren hacer combinaciones de estas opciones para obtener mayor efectividad.

La mayoría de las personas dejan de usar algún tratamiento de reemplazo de nicotina por completo dentro de tres meses, aunque hay personas que los necesitan mucho más tiempo. Debe recordar que durante todo proceso de desintoxicación hay efectos secundarios y los más comunes en estos tratamientos son:

  • Irritación de la piel cuando se usa parches
  • Irritación de la nariz, la garganta o los ojos cuando se utiliza un aerosol nasal
  • Trastornos del sueño
  • Malestar estomacal
  • Mareo
  • Dolores de cabeza

Los efectos secundarios son generalmente leves o moderados pero si el malestar prevalece entonces consulte a su médico nuevamente. Además, el aerosol nasal puede provocar estornudos constantes y ojos llorosos por un corto tiempo después de su uso, por lo tanto es de los tratamientos menos recomendables utilizar.

Si es el caso de una mujer embarazada o que esta lactando y desea dejar de fumar, lo mejor es dejar de hacerlo inmediatamente sin ningún tratamiento. Sin embargo, si usted siente que no puede dejar de fumar sin ayuda, entonces su médico le puede recomendar algo que le ayude.

Recuerde que fumar durante el embarazo o después no es bueno para su bebé, la nicotina y otras sustancias junto con el humo del cigarro afectan la salud de su pequeño, es importante que esté consciente de los riesgos de fumar durante el embarazo.

Medicamentos para Dejar de Fumar

Existen dos tipos de Medicamento que lo ayudan a dejar de fumar y estos son el : Bupropionon y la veraniclina. A continuación le hablamos de cada uno de estos medicamentos.

El Bupropion fue diseñado originalmente para tratar la depresión, pero se descubrió que también ayudó a la gente a dejar de fumar. No está del todo claro por qué, pero la mayoría de los expertos creen que afecta las partes del cerebro involucradas en la conducta adictiva.

Es necesario tomar bupropion durante un periodo de 7-14 días antes de tratar de dejar de fumar ya que el medicamento tarda en surtir efecto. Un ciclo de tratamiento suele durar de siete a nueve semanas.
Bupropion no es adecuado para:

  • Niños y jóvenes menores de 18 años
  • Las mujeres que están embarazadas o lactando
  • Las personas con anorexia o bulimia
  • Las personas con un tumor del sistema nervioso central
  • Personas con hígado dañado
  • También puede aumentar su riesgo de tener una convulsión así que no es apto para personas con epilepsia, trastorno bipolar o problemas de alcoholismo.
  • Tampoco se le recomienda a diabéticos o personas que están bajo tratamientos con insulina.

Sus efectos secundarios son:

  • Sequedad en la boca
  • Malestar estomacal
  • Insomnio (dificultad para dormir)
  • Dolores de cabeza
  • Dificultad para concentrarse
  • Mareo
  • Modorra

La Vareniclina es actualmente el único medicamento diseñado específicamente para ayudar a dejar de fumar. Funciona al impedir que la nicotina se una a los receptores (partes de su cerebro que responden a la nicotina) reduciendo la ansiedad y los efectos gratificantes y de refuerzo al fumar.

La vareniclina no es adecuado para:

  • Niños y jóvenes menores de 18 años
  • Las mujeres que están embarazadas o que están lactando
  • Personas con epilepsia
  • Personas con enfermedad renal avanzada

Los efectos secundarios de la vareniclina son:

  • Náuseas y vómitos
  • Dolores de cabeza
  • Insomnio
  • Sueños extraños
  • Aumento del apetito
  • Estreñimiento o diarrea
  • Hinchazón de estómago
  • Digestión lenta
  • Flatulencia
  • Sequedad en la boca
  • Cansancio
  • Mareo
  • Modorra

No obstante, han habido personas que dicen haber manifestados sentimientos de depresión y pensamientos suicidas, y aunque esto no esta completamente comprobado como efecto secundario es importante que consulte a su médico antes de comenzar a ingerilor.

Los Cigarros electrónicos

Los cigarros electrónicos son dispositivos electrónicos que simulan los cigarros reales pero con un cigarro electrónico o “vaping” como son más conocidos en inglés, debido a que producen un vapor que es potencialmente menos dañinos que el humo del tabaco. Muchos cigarros electrónicos contienen nicotina y son un tipo de terapia o tratamiento para dejar de fumar en el reemplazo de nicotina.

Desde su aparición hace aproximadamente unos cinco años, los cigarros electrónicos se han convertido en cada vez más popular. Está alternativa no solo es más sana sino que a largo plazo resulta más económico que comprar cigarros convencionales.

Debido a que no huelen o producen humo, se pueden utilizar en lugares donde está prohibido fumar, como bares, restaurantes, transporte público, aviones e incluso hospitales (aunque siempre debe dirigirse a los que le rodean para saber si no les molesta).

Mientras que los cigarros electrónicos pueden ser más seguros que los cigarros convencionales,aún no hay investigaciones que respalden algún efecto secundario por fumar de cigarros electrónicos.

Provablemente uno de los mayores inconvenientes es que no hay aún las pruebas suficientes para los efectos del cigarro electrónico en el cuerpo, además de que no se pueden regular con recetas médicas.

Si esta buscando un cigarro electrónico para dejar de fumar le recomendamos que visite el sitio de deja el cigarro hoy, la cual le ofrece varios tipos de cigarros electronicos y productos relacionados a estos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *